martes, 20 de marzo de 2007

¿Por qué?

Por tu risa no-contenida cuando trato de ponerme seria.
Porque sabes lo que estoy pensando sin que abra la boca.
Porque soy creativa y saco la lengua y eso te gusta.
Porque sonries y entonces, automáticamente, salta mi sonrisa.
Porque no te importa un carajo lo que diga la gente.
Por hacer sonar mi teléfono a las horas más extrañas.
Porque tengo sueño y me encanta que me despiertes.
Porque hoy tienes los ojos verdes y mañana marrones.
Por tu mirada extrañada cuando digo palabras en lo que tú llamas "maño".
Porque tus labios saben a fresa y eso me encanta.
Por tu sentido del humor que nada tiene que ver con el mío.
Por tu obsesión de tocar todos y cada uno de los poros de mi cuerpo.
Porque sabes muy bien como volverme loca y eso te excita.
Y también, por supuesto, porque lo pasamos en grande debajo de las sábanas.

2 comentarios:

Javier Cid dijo...

Hace ya mucho tiempo que "esas sensaciones" son ajenas a mi. Pero tus líneas me han hecho recordar cosas que espero algún día volver a vivir.

1 besico Carmen

Evarraquel dijo...

¿¿¿¿Por qué????
¿Por qué el pan bimbo es cuadrado si la mortadela y el chopped son redondos? ¿Quién tiene la culpa, los tranchetes?