domingo, 11 de marzo de 2007

Cambio de sentido

Ya está. Bueno, esta solo en mi cabeza; simplemente tiene que encontrar el camino y salir y creo que esta viendo la luz al fondo. Por suerte mi insomnio me va a regalar unas cuantas horas para acelerar el proceso. Mejor: rápido y sin dolor.
Señales y más señales que no hacían más que confundir. Por fín, seguir un camino no-recto pero sí el que quiero seguir.
Se acabó todo. Ya no hay vuelta atrás. Punto y final. La agenda de telefonos recién vaciada (para que haya sitio), los ojos abiertos (para no perderme nada) y el corazón a 200.
Hasta ahora siempre la opción equivocada, pero que le vamos a hacer. Al fin y al cabo, pasear por dentro de mi cabeza significa andar perdido (la culpa: mi sentido de la orientación.
Que se prepare el mundo: esta vez no va a poder pararme, porque ya he empezado a correr.
Dentro de poco quiero poder gritar al viento "estoy feliz", y un poquito más adelante cambiar ese estoy por soy; entonces todo será perfecto. Ha llegado la hora. ¿acaso no me lo merezco?

1 comentario:

David dijo...

Hola¡
Ahora que se como comentar lo hago; me parece que tienes un blog superchulo, sip, de verdad.
ahora entiendo lo q me dijiste de las frases inconexas jeje
Hay kien seguro piensa k surgen de algo negativo o malo, yo pienso k es una suerte k puedan pasar x la cabeza o surgir de donde kieran k surjan.